Nueva Toro. Fiat se mete con los tapones de punta en las pick ups 4×4

La enorme expectativa del mercado y de la marca por este inédito lanzamiento (producto que no existía en el portfolio de Fiat), debía traducirse también a la presentación en sociedad. Fiat (FCA Automobiles, en realidad) sabe que está ingresando a un nuevo terreno, que acaba de ser inaugurado en Argentina por Duster Oroch, y que debe mostrar que “tiene con qué” pelear fuertemente el nuevo segmento, atrayendo caudal de otros también.

Y si bien no hubo campaña previa (como sí ocurrió con Chevrolet Cruze por ejemplo), nos sorprendimos ante tantas consultas respecto a “la nueva pick up Fiat”. Y casi todos sabían que traería un potente motor diesel, habían visto su diseño; en definitiva, conocían bastante de un producto que no se había mostrado oficialmente… ¿Mérito de Fiat?, ¿Casualidad?, ¿Peso propio? Tal vez un poco de cada cosa.

Aunque el lugar elegido por Fiat para la presentación (Calafate) ya mostraba las intenciones de posicionamiento de la marca desde el arranque, y a pesar que el evento en sí fue realmente espectacular, ponemos nuestro énfasis en el interés de la marca por transmitir a la prensa especializada las características de nuevo producto, para un nuevo segmento.

Varias cuestiones previas. Fiat no contaba con pick up ¿mediana? (solo la exitosa Strada, perteneciente al segmento de las chicas y la Fullback, no disponible en Argentina); tampoco tenía una pick up 4×4 propia y no contaba con una caja automática de 9 relaciones (sí el Renegade, también de FCA pero de Jeep). Esto, como lo más innvador.

¿Comenzamos por el precio?
Y para eso necesitamos -antes- hablar de modelos. Fiat Toro se venderá (comienza la preventa el 6 de junio) en 3 versiones, todas con el eficiente motor diesel 2.0 Multijet de 170 CV: Freedom 4×2 MT6: $ 389.900, Freedom 4×4 MT6: $ 429.000 y Volcano 4×4 AT9: $ 489.000. Ante un mercado de precios bastante “movido” como el argentino, hablar de ellos implica “sacar una instantánea” a muy alta velocidad, porque todo cambia rápidamente.

Luego de la presentación, de haber conocido más de la nueva Toro y haber realizado algunos km y pruebas a bordo (sin ser un test específico, el que sí llegará cuando contemos con la unidad correspondiente), podemos expresar sin riesgo a equivocarnos, que “Toro está muy bien posicionada en precio, con una eficiente relación Precio/Producto”. Con 6 colores disponibles, el rojo lleva a Toro más al terreno de un Alfa Romeo que de una pick up.Fiat Toro

¿Y el equipamiento?
Si bien, lógicamente, el equipamiento estará disponible “según versión”, en un -nuevo- segmento de pick ups “mediano/chicas” (para denominarl0 de algun modo, justamente ubicado entre las medianas Amarok, Hilux, Ranger, S10, Frontier y las chicas Saveiro, Strada, Montana), mencionar Controles de Estabilidad y Tracción, Control Electrónico Anti vuelco, Asistencia al arranque y descenso en pendiente, hasta 7 Airbags, Cámara de marcha atrás, Monitoreo de Presión de Neumáticos, Dirección de Asistencia Eléctrica de Dureza Progresiva (y varios más en el rubro seguridad), Climatizador de 2 vías, Pantalla táctil multifunción, Regulación de columna de dirección doble vía, Butaca del Conductor con multiples reglajes eléctricos, Keyless System, (y la lista sigue…) es suficiente prueba de la apuesta en seguridad y equipamiento del Plan Fiat con la nueva Toro.

¿Convence su diseño?
Claramente, un auto, como tantos otros objetos mundanos, “entra por los ojos”, y Toro conquista en la primera cita. Muchas veces ocurre que, ante un nuevo producto, aparecen opiniones divididas, positivas y negativas (e intermedias), porque claro, “sobre gustos no hay nada escrito”. Sin embargo, en el caso del Fiat Toro, y ante muchos cometarios recibidos, podemos decir que sus líneas gustan a todos, 100% de aprobación. Y esto tiene que ver con una cuestión doble: por un lado, su atractiva silueta, proporcionada, agresiva, elegante, y sobria, pero además, desde la innovación: Plan Fiat Toro “no se parece a ningun otro modelo del mundo de las pick ups” y esto es también meritorio: innovar fuertemente en estética, rompiendo cánones establecidos, y a vez conquistando, no es sencillo.

Su trompa alta destaca inmediatamente, con un interesante efecto logrado; el de transmitir una línea de ópticas tradicionales bien alta, seguida de antinieblas en el sector medio. Y decimos “efecto” porque aquellas son DRL LED (“Daytime Running Light”), y las últimas, las ópticas principales (no Xenón, ya sería casi una “exageración” en este nuevo segmento). Y las reales antinieblas, como corresponde, en sector extremo inferior. Parrilla de gran protagonismo, también alejada de la “moda actual hexagonal”, convencional pero agresiva (además de una pseudo parrilla de una franja, entre LEDs). Logo Fiat algo chico, tal vez.

Nos vamos atrás, y también un detalle de “percepción inmediata”: la caja de carga es bien alta, y allí se explica su volumen de carga (820 litros). Vamos a abrir el portón trasero, para verificar su espacio, y otra novedad: se abre por mitades, en sentido horizontal, también innovando en esto. Si bien es cierto que el sistema encuentra pros y contras respecto a la tradición tapa abatible, se muestra muy práctica (no tanto para el trabajo pesado del campo). Muy atractivas ópticas traseras, y repite el mismo efecto que en su frontal: al verlas con el LED diurno encendido, le da un toque de elegancia logradísimo. Enorme leyenda (no logo) Fiat, algo también novedoso y que suma personalidad.

julio 1st, 2019 by