Category: Actualidad

publicar-libro
marzo 13th, 2017 by Editorial la Hoja

Todavía se discute si el Misal de Constanza o la Biblia de 42 líneas fue el primer libro impreso. Lo cierto es que en el siglo XV Johannes Gutenberg creó la imprenta de tipos móviles y el mundo cambió para siempre. Antes de eso los monjes y frailes eran los que elaboraban las copias manuscritas; encargos del clero, reyes y nobles que podían tardar hasta diez años en llevarse a cabo. El libro es el documento vivo de una cultura que, de hecho, hilvana épocas y la transporta en el tiempo para que todo perdure, para que todo esté registrado, para que haya un testimonio de que hubo vida. Cuesta pensar la historia de la humanidad sin este objeto tan familiar y extraño a la vez que es el libro. El lenguaje como código que posibilita la proliferación infinita del sentido. ¿Qué habrá pensado Gutenberg cuando creó la imprenta? ¿Habrá tomado conciencia de que estaba gestando el invento más revolucionario de la especie?

Escribir un libro es, al igual que en todas las artes, un hecho estético y reflexivo que brota de la virtud del individuo interpelado por el mundo. Pero producirlo en serie, brindar las herramientas para que pueda ser reproducido y divulgado, es un acontecimiento social que requiere una planificación extra. Implica un entendimiento de las reglas de la cultura y la forma en que puede ser alterada y enriquecida. ¿Qué significa editar un libro en Buenos Aires, Argentina, en pleno siglo XXI?

Editoriales emergentes: protagonistas silenciosos

Momofuku es una editorial nueva que cuenta con un catálogo de diez libros entre los que se destacan La construcción de Carlos Godoy y Las redes invisibles de Sebastián Robles. Lolita Copacabana y Hernán Vanoli son, además de escritores, los directores de este emprendimiento que tiene como objetivo “aportar mínimamente a una experiencia en la que la lectura sea algo desafiante”, según su directora.

“La premisa siempre es editar como si no hubiera mañana –dice Santiago Kahn, editor de La Parte Maldita (junto a Alejandro Pisera) y Maten al Mensajero, dos editoriales nuevas que juegan fuerte–, con los pies en la tierra, obvio, porque uno no puede darse el lujo de editar lo que quiera sin pensar en costos, distribución, etcétera. Pero creo que cada vez más editar libros en la Argentina es un acto de fe”. La Parte Maldita cuenta con una veintena de publicaciones, pero Maten al Mensajero (que además es revista) acaba de salir al mundo con una apuesta más que interesante: RW de CJ Camba y Gonzalo Penas, una historieta sobre la vida de Rodolfo Walsh.

Victor Malumian dirige, junto a Hernán López Winne, Ediciones Godot, una editorial dedicada a, como ellos mismos lo indican, “publicar textos que el mercado había olvidado”. Comenzó en 2008 y cuenta con autores de renombre como Eduardo Grüner, Martín Kohan y Slavoj Žižek. ¿Su objetivo? “Entrar en el diálogo de la construcción cultural e ideológica como sociedad, intervenir con libros y enriquecer la discusión con ideas”, sostiene Malumian. Las actividades literarias como ferias, lecturas, talleres, cursos y reuniones son recurrentes en estos tiempos. Por ejemplo, este fin de semana se llevará a cabo en el corazón de Chacarita (Central Newbery: Av. Jorge Newbery 3599) la 5° Feria de Editores donde diferentes editoriales emergentes estarán el sábado 6 de agosto y el domingo 7 mostrando productos con descuentos. La unión entre editores, paisaje de época.

La puja en el mercado literario

¿Cómo se configura el mercado literario? ¿Cómo hacer frente a las grandes editoriales y esa irrevocable diferencia en la capacidad productiva? “Hay que pensar más y editar mejor. Porque la puja no es en el campo literario sino en la industria cultural”, responde Santiago Kahn, y agrega: “Hay que romper un poco el techo de cristal de las editoriales emergentes y ver que en calidad de edición muchas veces no hay nada que envidiar. Pero a las editoriales como las nuestras lo que más las aplasta es la dificultad de crecer en volumen, en cantidad de tirada, en formas de distribución, en vidrieras. Y ahí también hay un rol pendiente a repensar que tiene que ver con cómo muchos sellos estamos apelando a la relación directa entre lectores y editores y a un boca a boca que no siempre se lleva bien con los esquemas de distribución industrial”.(Shutterstock)

Por su parte, Lolita Copacabana distingue tres agrupamientos de actores: “Me parece que por un lado hay empresas enormes, hay editoriales medianas financiadas por los padres o las familias o los patrones de los editores, y hay editoriales que son más militantes, que funcionan con un pie adentro del mercado, por supuesto, pero que son también una especie de work in progress”. Luego ejemplifica: “Es parecido a preguntarse cómo funciona la relación entre una empresa que produce jugos orgánicos y Coca-Cola. Coca-Cola mira lo que hacen los jugueros, eventualmente les roba a los proveedores de materias primas, o les copia un producto, pero por lo general no hay un enfrentamiento directo, hay una convivencia amable, porque el nicho de jugos orgánicos sabe que hay momentos para consumir Coca-Cola y hay momentos para tomarse el juguito de arándanos con cardamomo”.

Para Malumian hay un protagonista clave, que actúa en el face to face y trabaja con la efectividad de las hormigas: el librero. ¿Cuántas personas entran a una librería y le piden a quien los atiende una recomendación? Seguramente hay de a montones. “Buenos Aires tiene grandes libreros que recomiendan con pasión los libros que a ellos más los marcan sin importar quién los edita”.

Internet, el sueño de Gutenberg

Sin dudas, internet es el fenómeno que atravesó todo el campo literario. En algún punto modificó la forma de narrar, pero además configuró tendencias o, para decirlo menos tajantemente, se tornó parte de los cimientos de una nueva forma de imaginar la literatura. “En internet, y dentro de ella en cada plataforma, de Facebook a Snapchat, se construye un lenguaje particular –explica Lolita Copacabana–, y también creo que eso va cambiando todo el tiempo. Hoy día siento que hay algo particular que tiene que ver con la transmisión en entregas segmentadas, algo que está en internet y que también se ve en las series de televisión, que la gente tiende a buscar consumos serializados, que se convierten en un tipo de comunión sagrada, y que eso también puede verse reflejado en la literatura (…) Por otro lado, creo que la internet bajó a la literatura un poco a tierra, la volvió más cotidiana, en un punto más accesible. Paradójicamente, creo que eso también colaboró a que la sociedad empezara a sentir que la literatura no tenía tanto que aportar, rompió una especie de hechizo, la integró de otra manera”.

Para Malumian, con internet no muere nada. “No deja de asombrarme que ante una nueva tecnología todavía están quienes dictaminan el fin de algo. Desde el surgimiento de internet y los libros digitales se habla de la muerte del libro como objeto. Con la aparición de la televisión la muerte de la radio, con la aparición de la radio la muerte del diario. Lo cierto es que con la aparición de nuevos medios de transmisión de información, nuevos soportes, los anteriores se acomodan en nichos específicos”, dice y sostiene que si bien “hay un notable cambio en el consumo, se habla de lectura diagonal e insisto en que se perdió el acto de la lectura concentrada y sostenida”, por otro lado “tenés fenómenos como los booktubers”.

La proliferación de escritores tiene que ver también con un universo nuevo que comenzó con Blogspot, siguió con WordPress y hoy sigue con redes sociales y plataformas específicas como Medium y Tumblr, por ejemplo. “Se abrió un campo de experimentación de bajo costo y alta exposición”, resume Malumian. Por su parte, Kahn asegura que “nunca, como hoy, el acceso a la literatura fue tan masivo. Y es celebrable. Lo que cuesta ahora es encontrar baqueanos que te ayuden a dilucidar qué leer (…) Internet es una caja de resonancia. Pero cada vez más está todo recontra fragmentado. E internet no es la excepción. Los lectores muchas veces se rodean de una comunidad de gente que escribe, publicar libro, edita, entonces hay mucha mirada a un grupo reducido de producciones. Hoy por hoy, la diferencia entre los sellos independientes o pequeños con las grandes editoriales también está en los recursos para hacer publicidad y saltar el cerco de los entornos o nichos virtuales”.

Si internet es, como decía el editor español Germán Sánchez Ruipérez, el verdadero sueño de Gutenberg porque logra difundir una obra de forma prácticamente ilimitada, entonces aparece la pregunta por la especificidad del dispositivo tecnológico. Los e-books llegaron para no tener que leer encorvados frente a una computadora de escritorio, además de solucionar cuestiones de logística en cuanto al acceso y la distribución. Lolita Copacabana tiene un dispositivo para leer e-books, pero casi ni lo usa. “Me gusta marcar los libros y tenerlos a mano para poder volver a abrirlos, buscar una marca, hojearlos al azar, y esas son cosas que son imposibles con lo digital. También me gusta mirar mi biblioteca para pensar, creo que la presencia material de la biblioteca tiene un efecto en el pensamiento. Otra ventaja: un dispositivo menos que andar teniendo que cargar”, dice pero, por otro lado, reconoce que “los e-books llegaron para quedarse, seguro”, pero no cree que sean “una seria amenaza para los libros en papel”. Por otro lado, Santiago Kahn, dispara: “Lo que no está claro aún es cómo se va a asentar el ‘modelo de negocios’ del e-book. Como derecho humano, creo que la literatura siempre tiene que ser libre”.

Cuantos de nosotros escribimos y estamos mil años dudando a ver si lo publico o no lo publico, si el editor me cambia el texto, si la correccion de texto y otra mil dudas de https://www.tregolam.com/.

Publicar un libro en Argentina

Bueh, encontré esto que les puede servir a todos los indecisos para decidirse a Publicar un Libro… o sea, tu Libro:
Preparación del Libro
libros
– Revisa gramatica y ortografia
– Si tiene imagenes, deben ser tuyas o tener permiso del autor para publicarlas
– Si tienes citas, estas no deben superar las 700 palabras y decir a quién pertenece (libro, autor, editorial)
– Elige una buena imagen para la tapa, la presentación es vital
– Y como dice la regla SI NO SABE HACERLO, NO HAGA NADA Y DEJE QUE LO HAGAN LOS QUE SABEN. Es decir, que el editor lo corrija.
¿Donde Publico? ¿Cuantos ejemplares?
La mejor opción es el papel,
en pdf te sometes a la posibilidad que se distribuya gratis en internet, a menos claro, que si es tu primer libro lo quieras compartir para que muchos lo lean.
Si es tu primer libro imprime no más de 100 ejemplares.
Ten en cuenta la calidad de impresión, es determinante.

¿Con quién publico?
publica
En Argentina tienes miles de opciones, sólo te nombraré las tres que conozco por experiencia:

2) Ciervo Rojo Editor -buenos aires- sitio: http://editorialciervorojo.com.ar/promocion.php

Posted in Actualidad Tagged with: ,

libro-de-segunda-mano-830x519
febrero 19th, 2017 by Editorial la Hoja

Cuando era un niño, Carlos Luna postergó la idea de seguir jugando con la pistola de su abuelo Pablo al encontrar varias fotonovelas en el mismo cajón donde guardaba el arma. Esos libros junto con otros más que fue leyendo años después le sirvieron de inspiración para escribir “Debajo de la Cama”, una novela publicada en 2013.

Este escritor de 29 años de edad confiesa que de no ser por el Centro Nicaragüense de Escritores (CNE), que seleccionó su obra entre otras 71, su novela de 144 páginas todavía sería un montón de hojas sueltas porque publicar en Nicaragua no es fácil, sobre todo debido a la impresión y a las revisiones, lo que se traduce en dinero.

“Debajo de la Cama” es la historia de un joven homosexual que decide salir “del clóset” para vivir abiertamente sin sentir la necesidad de justificarse o pedir perdón por su orientación sexual, un tema fácilmente rechazable en la sociedad nicaragüense, reconoce Luna. De los 1,000 ejemplares que lanzó en 2013, ha vendido 600 a 150 córdobas cada uno. Él recibe el 10% de esas ganancias de parte del CNE, la mitad durante el lanzamiento y la otra parte cuando todos estén vendidos.

“No es una preocupación primaria para mí la cantidad de libros que se han vendido, sería errado de mi parte querer intentar hacerme rico de un libro, pero sí me gustó el hecho de haber ganado porque refleja la calidad de lo que escribí”, sostiene Luna.
Martha Cecilia Ruiz, escritora y miembro de la junta directiva de la Asociación Nicaragüense.Los escritores sostienen que falta apoyo para promocionar sus libros.

Escritoras (Anide), dice que a final de cuentas lo que le importa a la mayoría de los escritores nicaragüenses es que lo lean, sobre todo los jóvenes principiantes, quienes se distancian de la idea que van a volverse ricos o que van a vivir de eso.

Engorroso

“Publicar en Nicaragua cuesta, hay que dejar claro eso: nadie anda buscando a los autores para publicarles, salvo casos puntuales de autores nuestros que son reconocidos en el exterior. Pero a diferencia de autores de mayor edad, los autores noveles o más jóvenes tienen además en contra que no cuentan con recursos propios para afrontar todos los costos de una publicación, ni están al frente o cercanos a instituciones que puedan respaldarles, por ser desconocidos y en ocasiones hasta son vistos con desdén”, cuestiona por su parte Ulises Juárez, joven escritor nicaragüense.

Carlos Luna fue el penúltimo en publicar libro y hacer la correccion de textos con apoyo del CNE, antes de que se retirara la cooperación extranjera. A nivel nacional, el Banco Central de Nicaragua es la institución más reconocida que mantiene vigente su ayuda económica a los escritores seleccionados. También se dedica a rescatar anualmente la obra de autoras nicaragüenses “olvidadas”, distribuyéndolas en bibliotecas y universidades, asegura Martha Cecilia Ruiz.

En la capital se estima que existen unas siete casas editoriales pequeñas, las que publican anualmente unas 100 obras, detalla Jimmy Javier Obando, escritor y presidente de la Sociedad Nicaragüense de Jóvenes Escritores. En León, una de las editoriales más conocidas es La Chancha y la Iniciativa de Roberto Loáisiga en Estelí.

En promedio, una mujer en Nicaragua publica su primer libro a los 50 años de edad, según un estudio realizado por Anide y presentado el año antepasado.
“Nicaragua es un país de editorial muy limitada, donde a diferencia de otros países centroamericanos no existen filiales de las grandes transnacionales. Después del auge que hubo en los años ochenta, con editoriales estatales de grandes tirajes, a partir de los noventa y en la última década y media uno puede contar con los dedos de la mano las empresas que se dedican exclusivamente a publicar libros”, reflexiona Ulises Juárez.

Por ejemplo, los mil ejemplares de un libro de 230 páginas, con edición, diagramación, portada y contraportada a todo color, y el código ISBN (que vendría siendo como el número de cédula de cada libro) cuesta 2,900 dólares, revela Jimmy Javier Obando. En ese costo no va incluido la presentación ni la distribución, que es igual de cara.

Para evitarse todos estos gastos, muchos de los autores nicaragüenses están lanzándose a publicar sus obras en internet, aunque reconocen que un libro en digital no aporta las mismas sensaciones que tenerlo en físico.

“Muchos autores han descubierto que si tienen un buen manejo de las redes sociales y otros espacios en la web como Amazon (tienda de comercio electrónico), además de una buena labor de autopromoción y teniendo el mismo rigor literario, sus libros pueden llegar más rápido al público y mucho más barato”, comenta Martha Cecilia Ruiz.

Esta escritora expresa que conoce casos de escritores que utilizan Amazon para poder jugar con los precios. Un día lo venden a 99 centavos de dólar y el otro a su valor real.

Así también están utilizándose otras formas de promoción que resultan interesantes y creativas, ya sea publicando parte de su poemario en las redes sociales o dándoles una probadita de sus versos imprimiéndolos en tazas para luego venderlas.

Tag: http://www.editorial-falsaria.com/

Posted in Actualidad Tagged with: ,

dormir
febrero 7th, 2017 by Editorial la Hoja

Los seres humanos dormimos una tercera parte de nuestras vidas. Una cama confortable, ¿no debería ser una prioridad? Entre un somier y una cama con elástico de madera, ¿cuál es la mejor? Los “somiers” tienen estructuras separadas con una base resistente que sostiene un colchón con resortes y utilizan cubre sommier. La segunda tiene un marco metálico con tablas de madera que sostienen un colchón y no hay base. Aquí cotejaremos las ventajas y desventajas de ambos colchones y sommiers.

Otras personas están leyendo

Ventajas de las camas con elásticos de madera
Son un diseño habitual en Europa y en algunas camas antiguas. Muchos piensan que son más lindas estéticamente. También pueden almacenar objetos debajo de ellas. Otra cosa positiva es que sólo tienes que invertir en una sábana de abajo. Además, son portátiles y fáciles de desarmar.

Desventajas de las camas con elástico de madera
Si no hay una tabla central que sostenga las demás, se pueden combar y quebrar provocando que tanto la persona como el colchón caigan al piso. No son tan robustas como los “somiers”. Si te decides por una de ellas, las tablas no deben estar colocadas a más de 4 pulgadas (10 cm) una de la otra, para que el colchón tenga soporte suficiente. Una cama con elástico de madera con diseño especial es un poco más cara que un “somier”. Aunque depende del tipo de colchón sobre el que duermes, algunos piensan que la vida útil de un colchón sobre un armazón de tablas es más corta que sobre una base de resortes.

Ventajas de los “somiers”
Los “somiers” están fabricados con más solidez y, muy probablemente, duren más que las camas con elástico de madera. Aquellos que disfrutan durmiendo en una cama más mullida, se decidirán por el “somier” que no es tan firme como el otro tipo de cama. Las personas que los prefieren argumentan que, además, son menos ruidosos y brindan una mayor suspensión a pesar de ser más blandos.

Desventajas de los “sommiers”
Los “somiers” tienen un diseño más sencillo y son menos agradables, estéticamente, a la vista. Como hay una base de resortes, se necesita colocar una segunda sábana sobre ella para cubrirla. Si necesitas espacio para guardar, esta opción no es para ti porque queda muy poco espacio debajo.

Tú decides
La última palabra en cuanto a cuál de las dos alternativas elegir la tienen tú y tus necesidades. La estética puede ser prioritaria para una persona, mientras que para otra es la firmeza. En cuanto al confort, lo más importante es el colchón y no solamente el marco o la base de la cama.

Tag: mejores marcas de colchones

Posted in Actualidad Tagged with: ,

jardin 2
enero 25th, 2017 by Editorial la Hoja

Dos años después del primer intento en vano, este verano se hará realidad. Las calles Platería, Trapería y su entorno más próximo -calle San Cristóbal y plazas de Joufré y Esteve Mora- contarán con un sistema de sombraje para mitigar las altas temperaturas y favorecer el paseo peatonal, lo que redundará en beneficio de los comerciantes y, sobre todo, convertirá el centro de Murcia es una zona más agradable para pasear, al estilo de la calle Larios en Málaga, Sierpes en Sevilla, Reyes Católicos en Granada o Preciados en Madrid.

Quien lleva casi cuatro años luchando por conseguir que el Ayuntamiento acceda a la colocación de ese sombraje es la presidenta de la Asociación de Comerciantes de Platería y Trapería, Marisa Cano, que ayer no cabía en sí de felicidad: «Estoy muy contenta. Esto le va a dar a Murcia una categoría infinita».

Hace dos años, el entonces concejal de Turismo, Miguel Cascales, anunció que se iba a poner en marcha, como una experiencia piloto, un toldo en la calle Platería. El entoldado iba a tener 100 metros, desde San Bartolomé hasta la plaza Joufré y la lona, de color beige, quedaría sujeta a la altura del segundo piso, de edificio a edificio, con un cable de acero y tensores.

La falta de coordinación entre las distintas concejalías en la última etapa del alcalde Cámara, llevó a la concejal de Calidad Urbana, Ana Martínez, a ordenar la paralización de las obras. El motivo esgrimido fue que ni la Concejalía de Turismo ni la asociación de comerciantes habían presentado el preceptivo proyecto firmado por un arquitecto ni la autorización de comunidades de propietarios donde se habían instalado los anclajes. «Ahora sí que hemos realizado la consulta con los vecinos y tengo una carpeta llena con las firmas de autorización».

La Concejalía de Calidad Urbana, que dirige José Guillén, acogió con cariño la propuesta de los comerciantes y ayer la Junta de Gobierno aprobó el pliego de condiciones para el entoldamiento y sombraje de las calles citadas. El pliego incluye la redacción de la memoria técnica, supervisión y dirección técnica de la instalación , contratación de la misma y retirada de toldos de lona y la adecuación, eliminación o adecuación de los actuales tendidos para el soporte y el anclaje, durante un periodo de cuatro años.Resultado de imagen para toldos

Está previsto comenzar a instalarlos a finales de junio y se mantendrán hasta octubre. En lo sucesivo se instalarán en mayo.

«Así damos respuesta a los comerciantes, vecinos y a los peatones», apunta el edil José Guillén. El presupuesto es de 236.010 euros.

El toldo será de lona color blanco roto, de un tejido microperforado de lonas, que garantiza su mantenimiento y resistencia al fuego. Se colocará a una altura mínima de 4,5 metros. De esta forma el centro recuperará una costumbre de 1928.

Tag: toldos

Posted in Actualidad Tagged with: ,